Golpeó a su ex mujer y lo registró la cámara de seguridad


OBERA

Harta de esperar que la Policía y la Justicia pongan fin al calvario que vive, una mujer decidió hacer pública la filmación de una de las tantas agresiones que sufrió por parte de su ex marido, de quien se divorció hace tres años debido a que era víctima de violencia de género.

Los ataques que sufrió Nancy Chamula (38) por parte del empresario Carlos Simon (50) están resumidos en tres causas penales que se tramitan con extrema lentitud en el Juzgado de Instrucción 2 de Oberá. La mujer contó que soportó durante 15 años las agresiones de su marido, que es propietario de una arenera. Chamula sólo se animó a realizar las denuncias luego de un largo tratamiento psicológico que le hizo ver que no era la culpable de los golpes y malos tratos. La pareja tuvo dos hijos.

Al dar a conocer el video, dijo que la filmación es de hace un año y medio en el local de repuestos que la mujer atiende, “pero este domingo me volvió a pegar. Si bien hay tres causas penales y una orden de restricción, en dos oportunidades me volvió a agredir”. La mujer lo subió ayer a YouTube y ya tuvo más de 25.000 visitas.

El último episodio de violencia se produjo el domingo, contó Chamula, cuando ella y sus hijos pasaban el fin de semana largo en un complejo turístico ubicado de San Ignacio, en inmediaciones del predio donde Simon tiene su arenera.

Al anochecer, la víctima vio que su hijo conducía el cuatriciclo de su padre. Preocupada, se acercó y le pidió que dejara el vehículo, solicitud que fue aceptada por el menor, que sólo pidió permiso para volver hasta la arenera. La madre lo siguió con su automóvil, pero Simon habría reaccionado violentamente al verla.

Según la versión de Chamula, el hombre tomó su camioneta y comenzó a perseguirla hasta que logró interceptarla en cercanías del Escuadrón de Gendarmería, ya en la zona urbana de San Ignacio. “Me golpeó, me arrancó los pelos y después me puso una pistola en la cabeza, pero logré acelerar y zafar, si no me mataba”, aseguró.

La angustia de Chamula se incrementó cuando llegó a la Comisaría de San Ignacio para realizar la denuncia. “No me querían tomar la denuncia porque yo no sabía qué tipo de arma era y tampoco me hicieron la revisión médica. Así que cuando regresé a Oberá y radiqué la denuncia sí me constataron las lesiones con el examen médico policial”, detalló.

Pese a las reiteradas agresiones y las denuncias que realizó, no tiene botón antipánico, ni custodia policial. Nancy aseguró que su temor es que “me mate” y dijo que su intención es que la denuncia pública “sirva para algo y si no es para mí, que sea para que las mujeres se animen a denunciar”.

Por su parte, el secretario de Acceso a la Justicia del Poder Judicial de Misiones, Fabián Oudín, confirmó que el empresario Carlos Simon tiene varias causas judiciales por violencia de género, pero dijo desconocer el grado de avance que tenían los expedientes. Además, criticó a los policías que no quisieron tomarle la denuncia y dijo que podrían ser pasibles de una denuncia penal.

Comments are closed.