Perro le arrancó el brazo a su dueño


perro

Un hombre sufrió la amputación de un brazo tras ser atacado por su rottweiler, hecho ocurrido en la ciudad de Neuquén. Tiempo atrás, el perro y otro can de la misma raza habían matado a dos ladrones e herido a otros dos que ingresaron a robar al domicilio de quien hoy es también víctima del animal.

El martes, Emilio Muñoz, empleado de un estudio contable, regresó a su casa, ingresó su automóvil a la cochera y cerró el portón. No bien descendió, el macho, al que llamaba Otto, se abalanzó sobre él.

El hombre contó que le gritaba: “¡Otto, soy yo! ¡Qué me hacés!”, pero el animal continuaba enceguecido y, cuando pudo zafar su pierna, el perro continuó mordiéndole el brazo izquierdo. Los gritos alertaron a los vecinos, que al ver la ferocidad del perro no se animaron a ingresar, hasta que llegó otro hombre, que habitualmente cuidaba la casa de Muñoz, y logró enlazar al animal con un collar de ahorque, sacándoselo de encima.

Muñoz contó que él mismo, tirado en el piso y ensangrentado, le pedía a los gritos a la policía, que acababa de llegar, que matase al perro. Finalmente, fue el propio vecino que había logrado rescatarlo quien dio muerte al animal.

El hecho abrió un debate en la comunidad neuquina habida cuenta de que el hombre había comprado los dos canes por cuestiones de seguridad.

De esto se desprende que ambos perros habían sido educados para atacar, de ahí que en todo esto la gran responsabilidad pase por el amo.

Si el animal es preparado para agredir, las consecuencias van a estar a la vista. Respecto de la muerte de dos ladrones, Muñoz enfrenta serios problemas judiciales por ese tema.

Comments are closed.