Policía de Entre Ríos secuestro dos rodados por transgresiones delictivas de índole Federal


secuestro

Personal policial, dependiente de la Brigada Abigeato de Rosario del Tala y la Brigada Especial Terrestre, vinculados con los operativos de control vehicular, realizó el secuestro de dos unidades automotrices, uno por tener documentación apócrifa y el otro por dominio perteneciente a otro rodado, delitos con intervención del Juzgado Federal.

En el primer caso -22:00 horas- personal de la Brigada Rosario del Tala en el móvil J.P 934, interceptó sobre el camino vecinal de tierra en la zona de Guardamonte, un vehículo rastrojero, cabina de madera y lona en la parte superior, dominio E 049112, conducido por un hombre de 49 años, domiciliado en la localidad de Durazno, un personaje sindicado por los brigadistas, por estar muy apegado al delito de abigeato, quien era acompañado por su hijo menor de edad de 16, circunstancia que amerito solicitar al conductor la documentación del utilitario.

Esto permitió constatar tenía nada que demostrara su titularidad, lo que motivo chequear su chapa patente, estableciéndose que no correspondía al vehículo en cuestión, por lo que previo comunicar al Juzgado Federal, se procedió al secuestro preventivo del rodado que estaba siendo sospechado de ser utilizado para incursionar la zona campestres con fines delictivos.- El segundo caso ocurrió se registró cuando personal de infantería, detectó sobre la Ruta Provincial Nº 12 km 151, en el empalme de acceso a Villa Paranacito, la marcha de un Renault Megane Scenic, patente FUC 581, conducido por un hombre de 56 años, domiciliado en Barrio 3 de Caballería -Gualeguay-, quien se dirigía hacia Buenos Aires, sin su identificación personal, lo que llamó la atención, requiriéndose al conductor la documental del automóvil, exhibiendo carnet y Cédula de Identificación del Automotor -tarjeta azul-, que lo autorizada a conducir el rodado, la cual a simple vista presentaba signos evidentes de ser apócrifa, por lo que se procedió a pasar dicho documento público por los controles de la luz ultravioleta.

Así se detectó que no poseía los hologramas de seguridad, y que consecuentemente mediante el sistema informático de la Dirección del Registro Nacional Propiedad Automotor, se confirmó que la titular, efectivamente posee una tarjeta azul que autoriza a manejar el automóvil, “pero para otra persona, evidenciándose que dicha tarjeta era ilegal, siendo un delito de índole federal tipificado en el Código Penal Argentino, comunicándose dicho procedimiento al Juzgado Federal Nº 1 de Concepción del Uruguay, quien dispuso el secuestro del rodado, junto a la documental cuestionada.-

 

Comments are closed.